Loading...

La Medicina Integrativa recuerda el reconfortante y sanador efecto de la naturaleza

Una de las consecuencias de la actual situación de pandemia y confinamiento, ha sido que muchas familias se hayan planteado un cambio de vida y haya surgido un repentino interés por el mundo rural. Y es que muchas investigaciones científicas ponen de manifiesto que existe una tendencia innata en el organismo del ser humano de regresar a la naturaleza.

Diferentes estudios científicos, concluyen que la naturaleza es un agente terapéutico por la capacidad de los bosques para emitir cientos de sustancias volátiles –en forma de esporas, aceites esenciales y diversos fitoquímicos– que al ser respiradas o absorbidas por el organismo, alcanzan el torrente sanguíneo y producen multitud de efectos beneficiosos para la salud como la regulación inmunitaria, la reducción del estrés, la hipertensión y la frecuencia cardíaca, entre otros.

EL BOSQUE COMO AGENTE TERAPÉUTICO

¿Qué supone para el ser humano vivir alejado de la naturaleza? La distancia respecto al medio natural conlleva efectos negativos para la salud global de las personas y para el medio ambiente. En cambio, interactuar con el entorno natural, en especial con aquellos hábitats ricos en diversidad y con ecosistemas en equilibrio, aporta muchos beneficios positivos.

Es necesario retomar el contacto con la naturaleza, acercarse al bosque, caminarlo y disfrutarlo, es curativo y beneficioso para la salud física y mental

explica Beatriz Daza, acupuntora, enfermera especialista en cuidados paliativos y salud integrativa y secretaria de la SESMI.

De la misma forma que el agua del mar tiene una composición química casi idéntica al plasma sanguíneo y constituye un suero fisiológico natural capaz de reconstituir el medio interno orgánico. Los bosques – y en particular aquellos que son frondosos, bien equilibrados y con abundante biodiversidad – son agentes terapéuticos físicos pero también conductuales e incluso energéticos para quienes los habitan y, por extensión, para quien transite por ellos.

BENEFICIOS PARA LA SALUD

El contacto con la naturaleza aporta beneficios para la salud como la regulación inmunitaria, modulación en la segregación de neurotransmisores y hormonas, activación en la secreción de enzimas defensivas y la síntesis de células y sustancias antibióticas y antitumorales.

También la disminución de la actividad adrenal y simpática que se traduce en una significativa reducción del estrés, la hipertensión y la frecuencia cardíaca y en la activación del sistema nervioso parasimpático, promoviendo la relajación, la mejora del ánimo e incluso ciertos efectos analgésicos. De ahí que estar en el bosque suela producir en las personas una sensación de paz y equilibrio, de calma y reconexión que tanto reconforta y sana.

MÁS NATURALEZA, MENOS ENFERMEDAD

En el medioambiente existe una relación directa entre la ausencia de plagas y enfermedades y la biodiversidad. Por esta razón, algunos investigadores sugieren que la pérdida de contacto con la naturaleza puede ser uno de los motivos del aumento en el número de enfermedades alérgicas y autoinmunes.

 

BIBLIOGRAFÍA

Dobetsberger C, Buchbauer G. (2011). Actions of essential oils on the central nervous system: an updated review.  Flavour and Fragrance Journal, 26, 300-316.

Hanski et al. Biodiversity, human microbiota, and allergy (2012). Proceedings of the National Academy of Sciences May, 109 (21) 8334-8339

Sung, J., Woo, J., Kim, W., Lim, S., & Chung, E. (2012). The Effect of Cognitive Behavior Therapy-Based “Forest Therapy” Program on Blood Pressure, Salivary Cortisol Level, and Quality of Life in Elderly Hypertensive Patients. Clinical and Experimental Hypertension, 34, 1 – 7.

Li Q, Morimoto K, Kobayashi M. Visiting a forest, but not a city, increases human natural killer activity and expression of anti-cancer proteins. Int J Immunopathol Pharmacol. 2008 Jan-Mar;21(1):117-27

Lehtimäki J, et al. Skin microbiota and allergic symptoms associate with exposure to environmental microbes. Proc Natl Acad Sci U S A. 2018 May 8;115(19):4897-4902. doi: 10.1073/pnas.1719785115. Epub 2018 Apr 23. PMID: 29686089; PMCID: PMC5948976.

Sung, J., Woo, J., Kim, W., Lim, S., & Chung, E. (2012). The Effect of Cognitive Behavior Therapy-Based “Forest Therapy” Program on Blood Pressure, Salivary Cortisol Level, and Quality of Life in Elderly Hypertensive Patients. Clinical and Experimental Hypertension, 34, 1 – 7. 

Facebook
Twitter
LINKEDIN
INSTAGRAM

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de navegación y atención personalizada. Si sigue navegando, entenderemos que acepta el uso de cookies en nuestro sitio.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Puedes revisar tus preferencias de privacidad para ver las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia y la política de privacidad.

Permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, utilizar elementos de seguridad durante la navegación o compartir contenidos a través de redes sociales.

Permite guardar sus preferencias acerca de nuestra política de cookies.
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_first_time
  • wordpress_gdpr_first_time_url

Cookies propias de Wordpress. Usada para comprobar si el navegador acepta las Cookies.

Muestra ventanas emergentes a los usuarios y recuerda quien las cierra para no mostrarla de nuevo.
  • boxzilla_box_

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios