Loading...

En el marco del día mundial de la seguridad y salud en el trabajo

Cinco de cada diez trabajadores se queja de dolor en la zona lumbar, una de las mayores causas de baja laboral. La Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI) advierte que un alto porcentaje del dolor lumbar tiene la causa en las vísceras y que se puede tratar restaurando y equilibrando la zona.

El cambio del modelo de trabajo -derivado de la situación de pandemia- hacia el teletrabajo o hacia modalidades híbridas ha conllevado, en muchos casos, trabajar en espacios poco saludables que no tienen en cuenta aspectos ergonómicos. Esto, junto al exceso de sedentarismo, ha provocado el aumento de problemas de salud que se manifiestan en dolores de cuello, espalda y lumbares.

El trabajo de oficina puede producir incremento de las cargas raquídeas, por un lado, y un acortamiento del psoas, por otro provocando una menor longitud del músculo y una menor fuerza en la zona, lo que puede derivar en dificultades para realizar determinados movimientos y ejercicios asociados con la flexión de tronco.

Además, ante un dolor lumbar, no es de extrañar que el especialista en Posturología se interese por la salud del intestino. Ya que tener gases, no ir al baño en tres días o la distensión abdominal pueden ser la causa de una lumbalgia

explica Peña Martín, podo-posturóloga y miembro de la Junta de la SESMI. Los expertos integrativos (dentro de un equipo multidisciplinar) suelen tratar este tipo de dolor lumbar mediante plantillas posturales, terapia neurosensorial (pequeños estímulos manuales que ayudan a restaurar la zona) y también, si es necesario, mejorando la salud del intestino equilibrando la microbiota o flora intestinal.

 

ESTUDIO POSTURAL PERSONALIZADO

La mejor forma de prevenir y tratar el dolor lumbar es a través de un estudio postural personalizado”, comenta la podo-posturóloga Peña Martín, ya que “las asimetrías del tono muscular pueden llevar a sufrir diferentes patologías, siendo la más habitual el dolor de espalda”.

Un riesgo que se ve aumentado en determinados puestos de trabajo con periodos prolongados de sedestación (posición sentada) o en los que se requiere un sobreesfuerzo del sistema músculo esquelético con levantamiento de cargas o gestos repetitivos.

Facebook
Twitter
LINKEDIN
INSTAGRAM

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de navegación y atención personalizada. Si sigue navegando, entenderemos que acepta el uso de cookies en nuestro sitio.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Puedes revisar tus preferencias de privacidad para ver las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia y la política de privacidad.

Permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, utilizar elementos de seguridad durante la navegación o compartir contenidos a través de redes sociales.

Permite guardar sus preferencias acerca de nuestra política de cookies.
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_first_time
  • wordpress_gdpr_first_time_url

Cookies propias de Wordpress. Usada para comprobar si el navegador acepta las Cookies.

Muestra ventanas emergentes a los usuarios y recuerda quien las cierra para no mostrarla de nuevo.
  • boxzilla_box_

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios